Peleas-hermanos-Bye-Piojito

A empujones, como buenos hermanos

«El amor entre un hombre y una mujer crece y mengua como la Luna; pero el amor de un hermano por su hermano es constante como las estrellas y eterno como la palabra del Profeta», reza un antiguo proverbio árabe. Juegan, se divierten juntos, parece que son absolutamente felices… y de repente, estalla la pelea. Una situación absolutamente normal –eso sí, muy escandalosa e incluso a veces desquician para el resto de los miembros de la familia– en la que, como padres, debemos saber cuándo y de qué manera intervenir.
Seguir leyendo

bye-piojito-cambio-de-hora

5-6 años: aún no son capaces de leer el reloj

A vueltas con el tiempo. Nuestro pequeño acaba de cumplir los seis años, y a sus abuelos les habrá faltado tiempo para regalarle un reloj. Él estará encantado, y lo llevara puesto con mucho orgullo. Al principio, nos preguntará constantemente la hora, pero al mismo tiempo es natural que quiera aprender a leer el reloj él solito. ¿Cuál es la mejor manera de enseñarle? De momento, basten algunas nociones básicas: aquellas horas del día que los niños puedan relacionar con determinadas actividades.
Seguir leyendo

bye-piojito-callados

Preguntas embarazosas: con lo guapos que están calladitos… a veces

¿Qué podemos hacer cuando nuestro hijo dice algo que nos hace querer desaparecer, mientras la escena a nuestro alrededor se congela de inmediato? Por lo que parece, los niños tienen una misteriosa habilidad para decir o hacer las cosas más embarazosas, especialmente en público. Tienen muchas –y a cual más deliciosa– cualidades, pero desde luego la diplomacia no es precisamente una de ellas. Muchos padres desearían que hipotéticamente les tragase la tierra cuando su hijo le dice a uno de sus amigos que sus orejas son tan grandes como las de un elefante, o si critica el famoso pastel de pescado de su suegra.

Seguir leyendo

el acne

El acné juvenil no entiende de tratamientos

Por mucho que a ellos les avergüence, el acné se trata de un simple proceso hormonal. «Un aumento de la producción de sebo, la sustancia que lubrica nuestra piel, que ocasiona una obstrucción folicular, un taponamiento del conducto a través del cual nace el vello», explica la doctora Adela Berganza, dermatóloga jefe del centro que lleva su apellido. «Un aumento de ciertas bacterias de la dermis provoca reacciones inflamatorias, que los especialistas denominamos comedones, todo bajo una gran influencia hormonal».
Seguir leyendo

dormir-fuera-de-casa

Que dormir fuera de casa no sea una pesadilla para los niños

«Cuando entré para darles las buenas noches, mi hija dormía como una marmota, pero Laura estaba sentada en la cama, con su abrigo puesto, llorando y suplicando a sus padres que vinieran a buscarla… a través de un teléfono de adorno», recuerda Mercedes sobre la primera vez que su sobrina se quedó a pasar la noche en casa.
Seguir leyendo