acnur-crisis-refugiados-contada-ninos-05

La crisis de los refugiados contada a los niños

¿Te gustaría concienciar a tus niños sobre la crisis de los refugiados, pero no encuentras la forma adecuada de hacerlo? La guía que proporciona la agencia de la Organización de Naciones Unidas para ocuparse de los refugiados, ACNUR, muestra los pasos a dar para educar a las/os niñas/os con valores desde que son pequeñas/os; una forma magnífica de conseguir que se conviertan en adultos comprometidos, tolerantes y empáticos.

Seguir leyendo

dispositivos-moviles-bye-piojito

Los menores pasan hasta cinco horas al día con los dispositivos móviles

Una investigación realizada por la compañía de seguridad informática Bitdefender asegura que uno de cada siete menores posee un móvil y un ordenador, sea portátil o de sobremesa. Por eso mismo, establecer reglas básicas que fomenten el correcto uso del Internet, además de supervisar el acceso y comportamiento de los menores “en línea”, resulta fundamental para los padres en un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados y ofrece todo tipo de contenido a un solo clic.

Seguir leyendo

hijos-parejas-lgtb-bye-piojito

La conducta de los hijos adoptados por parejas LGBT

¿Es diferente la conducta de las/os niñas/os adoptados por parejas LGBT? Existen mejores y peores padres, pero se trata de una condición que no tiene mucho que ver su orientación sexual. Una reciente investigación ha determinado que no existen diferencias en el comportamiento de hijos criados por parejas del mismo género respecto al de familias tradicionales.

Seguir leyendo

piojos-resistentes-bye-piojito

Piojos resistentes: la evolución los hace más fuertes que nunca

Hay más piojos que en cualquier momento desde la Primera Guerra Mundial y son más fuertes que nunca, según se encarga de recordarnos la revista Buenavida. Por lo que respecta a nuestro país, la prevalencia de estos diminutos y persistentes insectos varía entre el 5% y el 15% de la población escolar: una cifra un tanto “vaga”, pero motivada porque, o bien no nos gusta reconocer que nuestros peques los tienen, o ni siquiera lo sabemos…

Seguir leyendo