normas-y-limites-bye-piojito

Enseñar a los niños normas y límites

Lo cierto es que las normas y los límites son necesarias en la niñez. Aunque suene rígido, o parezca que es preciso esperar a que crezcan, lo cierto es que son fundamentales para que poco a poco la niña o el niño vayan entendiendo que hay cosas que no se pueden hacer y enseñarle también a decir no, ante una situación a la que no debe someterse. Es una de las obligaciones más difíciles para madres y padres, ya que a veces conlleva un enfrentamiento, una rabieta, llanto… pero es una tarea tan complicada como beneficiosa para el correcto desarrollo psicoemocional del niño.

Pedir, en vez de exigir… niñas y niños deben ir aprendiendo poco a poco ciertas conductas sociales. Por ejemplo, a saber esperar, y también a autoconsolarse. No se trata de un comportamiento cruel, sino de un paso esencial en el crecimiento, ya que poco a poco el niño gana confianza y autonomía. Los límites son imprescindibles para que las niñas y los niños se sientan seguro y sepan qué pueden y qué no pueden hacer.

Normas y límites, siempre de acuerdo

Aunque todavía son muy pequeños los bebés de 12 a 24 meses ya tienen la suficiente capacidad para entender que hay normas y límites; o lo que es ¡lo mismo, un “no” de su madre o de su padre. Lo cierto es que a esta edad es muy complicado razonar con los más pequeños, por eso hay que seguir y repetir una serie de pautas como decirle “no” sin alterarnos, mirándole a los ojos y acompañando la negación con gestos que puedan entender.

Con el fin de evitar confundir a nuestra/o hija/o es muy importante que ambos progenitores se pongan previamente de acuerdo en las normas y los límites; en las cosas a las que se le va a decir que “no”. Que papá diga que sí a algo y mamá diga que no, sin duda puede causar cierta confusión a la/al pequeña/o. Por otra parte, no llevarse la contraria uno mismo es igual de relevante: mantener las rutinas (por ejemplo, la hora de las comidas, la de acostarse, el baño diario…) y las normas de la casa son actitudes básicas para que poco a poco vaya asimilando las reglas del hogar.

He aquí 5 pautas a tener en cuenta a la hora de establecer normas y límites en la educación de nuestras/os hijas/os:

  1. Hay que ser claros, y explicar a nuestras/os hijas/os porque no pueden hacer algo y las consecuencias que le conllevaría hacerlo.
  2. Mantenernos firmas. Una vez que hemos marcado un límite, debemos mantenerlo a pesar de que la niña o el niño intenten convencernos de lo contrario.
  3. Confianza. Debemos tener la certeza de que aunque a veces seamos los “malos” de la película, les marcamos límites por su bien, por mucho que reaccionen de una manera negativa, culpándonos.
  4. Consecuencias. Si nuestra/o hija/o trasgrede una norma que previamente le hemos explicado, debe ver que esto tiene unos efectos. Es la única manera que tomará conciencia de sus errores.
  5. Ojo con las formas. Cuando estamos enfadados con la niña o el niño por algo que han hecho es importante que no nos dejemos llevar por el mal humor o la ira del momento. Hablarles con tranquilidad y explicarles qué ha hecho mal, será el camino. Además, hay que reforzar la idea de que estamos disgustados con una conducta, para que el niño no piense que es malo o que le vamos a querer menos por un error.

Mejor premiar que castigar

Conviene recordar que, a la hora de establecer normas y límites, es mejor premiar que castigar. Si ponemos muchos límites a las/os niñas/os, ello puede acabar por confundirles. La sobreprotección no es buena; no dejar que los pequeños hagan cosas por temor a que les pase algo es una manera de inculcarles miedo y mucha inseguridad.

Y como sucede siempre en asuntos relacionados con la educación de los más pequeños, por supuesto que es importante poner ciertos límites, pero no lo es menos felicitarles también cuando cumplen las normas, y corregirles con voz calmada pero firme cuando hacen algo mal.

Para leer más sobre cómo enseñar  normas y límites a los pequeños puedes pinchar aquí y/o aquí.

Publicado en Conducta infantil y etiquetado , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *