niña-lectora-bye-piojito

Hagamos de nuestros pequeños grandes lectores

Los libros son una ventana paralela, una vía de escape por la que los adultos, pero también los pequeños grandes lectores, hacen volar su imaginación y crean historias únicas. Por eso, fomentar la lectura en la infancia favorece un mejor desarrollo afectivo y psicológico, ayuda a asimilar conceptos éticos y facilita el mejor uso de la palabra.

A trevés de la lectura se adquiere una gran cantidad de conocimientos que ayudan a mejorar en el día a día, favoreciendo el desarrollo afectivo y psicológico desarrollo afectivo y psicológico del individuo. Es muy importante que desde bien pequeños se adquiera el hábito de la lectura, para tener un léxico amplio y, también, para absorber diferentes conceptos éticos.

Está comprobado que los niños que están acostumbrados a leer, y por tanto que tienen una rutina y unos hábitos de lectura, consiguen un mayor vocabulario, una mayor comprensión lectora y, además, cometen menos faltas de ortografía durante la escritura, algo fundamental durante esta larga etapa de aprendizaje escolar.

Pero, ¿cómo hacemos que los niños muestren interés en los libros existiendo otras alternativas? Está claro que el primer ejemplo debe de partir de su casa, de nosotros, su mayor fuente de inspiración. El segundo contacto se producirá después, cuando comiencen la etapa escolar y acaben relacionando los libros de texto con el estudio es decir, con la obligación y el aburrimiento. Por ese mismo motico, el interés por la lectura debe ser estimulado e inculcado desde bien pequeños, incluso desde antes de que aprendan a leer. Debemos ofrecer libros como una forma más de diversión, como una alternativa de juego más.

No en vano, en cierta ocasión el escritor argentino Jorge Luis Borges escribió «De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Solo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria». Ayudemos a nuestros hijos a aficionarse a esta forma de ser más libres; hagamos de nuestros pequeños grandes lectores.

Publicado en Salir con niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.