bye-piojito-piojo2

Piojos mutantes, resistentes al tratamiento habitual

Una reciente investigación revela que los piojos han desarrollado mutaciones con un alto nivel de resistencia a los tratamientos más habituales, no así a nuestra tecnología ecológica AirAllé, que deseca su entorno y les imposibilita vivir sin agua. El médico Kyong Yoon, de la Universidad de Illinois, ha explicado que «lo que encontramos fue que 104 de las 109 poblaciones de piojos estudiadas tenían fuertes mutaciones genéticas que se relacionan con la resistencia a los piretroides», según recoge el Dailymail.

A los que este científico está haciendo alusión –los piretroides– es a una familia de insecticidas muy utilizado en espacios tanto interiores como exteriores, preparados para controlar plagas de mosquitos y otros insectos. Este compuesto incluye permetrina, el ingrediente activo en algunos de los tratamientos para los piojos más populares vendidos en el mercado. y según el Dr. Kyong Yoon, esta tendencia generalizada de mutaciones en los piojos se lleva gestando durante años, ya que el primer informe sobre ello se realizó en Israel a finales de 1990.

Precisamente, el Dr. Yoon fue pionero en alertar de este fenómeno en Estados Unidos cuando aun era un estudiante, en el año 2000. «Estaba trabajando en el metabolismo de insecticidas para los escarabajos de las patatas cuando mi mentor, John Clarck, me sugirió que investigase el resurgimiento de los piojos. Entonces le pregunté en qué país, y me sorprendió cuando respondió que en Estados Unidos». Así que, probando las plagas de una serie de mutaciones conocidas como KDR, se descubrió por primera vez que, a finales de los años 70, los agricultores comenzaron a utilizar piretroides –en vez de DDT– para extinguir las plagas de moscas. La consecuencia es que muchos piojos desarrollaron mutaciones resistentes al KDR.

En una investigación más reciente, en la que se sometieron a estudio piojos de 30 estados diferentes, se descubrió que 25 del total de muestras tenían las tres mutaciones genéticas asociadas con el KDR, haciéndolos más resistentes a los piretroides. Solo el estado de Michigan conservaba una población de piojos susceptible al insecticida, pero se desconoce la razón por la que allí no han desarrollado resistencia.

El doctor afirma que los piojos pueden todavía ser controlados mediante el uso de otros productos químicos, aunque siempre bajo receta médica. Aunque advierte: «Si se utiliza el mismo artículo en repetidas ocasiones, estas pequeñas criaturas acabarán desarrollando resistencia, así que tenemos que tenerlo en cuenta antes de comenzar un tratamiento». A pesar de todo, el Dr. Yoon, evita crear alarma diciendo que «la buena noticia es que los piojos no transmiten enfermedades, son más una molestia que otra cosa».

Publicado en Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.