Nuestro tratamiento para eliminar piojos y liendres

Si quieres saber cómo eliminar los piojos y liendres del pelo tus hijos, has llegado a la página adecuada. Aquí encontrarás la explicación sobre el tratamiento que ofrecemos en nuestro centro de Madrid, la forma definitiva para solucionar tu problema con resultados garantizados.

El método que empleamos es totalmente natural, sin utilizar ningún tipo de producto químico, únicamente medios mecánicos. Estos son los pasos que seguimos:

Examinando piojos

Inspección

Comenzamos la sesión haciendo un reconocimiento meticuloso de la infestación del paciente para valorar el tratamiento a aplicar.

Hay que determinar la fase en la que se encuentra la pediculosis, puede ser temprana, con mayor presencia de piojos, o más avanzada, cuando también se detectan liendres.

Aspirando piojos

Aspiración

En el siguiente paso dividimos el cabello en varias secciones, para evitar que una vez dejamos limpia una zona, pueda producirse un contagio. Y después realizamos un aspirado de toda la cabeza.

Empleamos un aspirador especial que incorpora una boquilla con lendrera y un filtro, en el que se nos irán quedando los piojos.

Quitando liendres

Revisión con lendrera

Las liendres se adhieren al cabello con una sustancia muy pegajosa, y la única forma totalmente eficaz para eliminarlos definitivamente de la cabeza es con una buena lendrera de acero y acanalada.

Cada mechón de cabello se cepilla con la lendrera, haciendo una revisión meticulosa pelo por pelo con ayuda de luz y lentes especiales de aumento.

Con este tratamiento podemos eliminar los piojos y liendres por completo, con la garantía de ser uno de los primeros centros especializados en España, en funcionamiento desde 2011.

La duración del tratamiento dependerá del grado de infestación, tipo y cantidad de pelo, edad del paciente... Por lo general, será aproximadamente de una hora.

TODOS NUESTROS TRATAMIENTOS ESTÁN GARANTIZADOS

Tratamientos caseros contra los piojos

En Internet podemos encontrar multitud de recomendaciones caseras para eliminar piojos, pero es conveniente tomar precauciones. Algunos de ellos pueden tener cierta efectividad, pero sin una revisión cuidadosa lo más probable es que no eliminen toda la infestación, quedando liendres que eclosionarán y prolongando el problema.

Sin embargo, también podemos encontrar supuestos remedios que no sólo no ayudan, sino que incluso pueden resultar perjudiciales para la salud si no se realizan de una forma adecuada. El ejemplo más común es el empleo de vinagre, el clásico método “de la abuela”, pero del que no sólo no se ha comprobado su eficacia de una forma científica, además puede provocar quemaduras en la piel e irritación de las vías respiratorias.

Es cierto que en casa podemos seguir algunos tratamientos que nos ayudarán a controlar el contagio, y que te animamos a practicar, pero en nuestro centro te ofrecemos la tranquilidad de saber que el problema está solucionado definitivamente.

Uno de estos métodos, cada vez más conocido, es el empleo de aceite del árbol del té. Se trata de un producto natural, que consigue resultados demostrados como continuación para nuestro tratamiento. Te hablamos más sobre el mismo en nuestro blog.

Los tratamientos contra los piojos a lo largo de la historia

Los piojos en la historiaLos piojos han acompañado a la humanidad prácticamente desde sus comienzos, tanto es así que se emplean para estudiar la historia evolutiva del hombre. Como enfermedad, la pediculosis es una de las más antiguas.

De hecho, se han descubierto peines diseñados para eliminar piojos y liendres en yacimientos de la época del Imperio Romano, fabricados en hueso y metal.

Y es que la infección de piojos también resulta muy difícil de prevenir. Pero frente a la creencia popular que los asocia con la suciedad y la pobreza, es más fácil que las liendres se reproduzcan en el pelo limpio. No se trata de un problema de higiene, sino del contacto, por eso la generación del selfie es más propensa a sufrirla.

Además, las expectativas no son halagüeñas en cuanto a encontrar una solución definitiva. El uso continuado de las mismas familias de productos químicos está provocando que los piojos desarrollen una inmunidad natural frente a determinadas sustancias. Por eso los tratamientos mecánicos como el aspirado y el uso de la lendrera siempre resultarán efectivos.