Clases de refuerzo: ¿necesarias o un castigo?

Está claro que la respuesta a la pregunta sobre las clases de refuerzo que titula este ‘post’ dependerá de a quién se le haga la pregunta: para las madres y los padres, la necesidad de clases de refuerzo está más allá de toda duda en cuanto su retoño muestre la más mínima flaqueza ante las matemáticas, la lengua o el inglés. Y es cierto que hay peques que necesitan ayuda fuera del colegio, para potenciar sus conocimientos sobre algunas materias. Pero si se les pregunta a muchas/os niñas/os la respuesta será muy diferente.

Seguir leyendo

tipo-de-pelo-bye-piojito

Los piojos ¿prefieren algún tipo de pelo?

A los piojos les encanta un tipo de pelo: el cabello fino y limpio; no les gusta tanto el pelo más grueso, como el de personas de origen africano, que son menos propensas a infestarse precisamente porque a los piojos les cuesta más aferrarse. Un interesante artículo de ElDiario.es –que por su interés reproducimos parcialmente– explica que a menudo los piojos se han asociado a suciedad, a precariedad… pero esto no es así. Al contrario de lo que muchas personas piensan, el piojo afecta igual a cabellos sanos y limpios, y no entiende de clases sociales.

Seguir leyendo

temores-infantiles-bye-piojito-01

Temores infantiles: inevitables y necesarios (2ª parte)

Los temores infantiles, los miedos, son habituales en a lo largo de la infancia, y forman parte de la evolución normal de cualquier niña o niño. Si sabemos cómo actuar como padres, estaremos ayudando a nuestra/o hija/o a superarlos, y no sólo eso, sino que estaremos reforzando su autoconfianza.

Seguir leyendo

temores-infantiles-bye-piojito-02

Temores infantiles: inevitables y necesarios (1ª parte)

Puede ser a las caras de los extraños, a los monstruos que imagina, de noche, debajo de la cama o tras el armario o simplemente a la oscuridad de su cuarto. Los temores infantiles, aunque nos parezcan injustificados, cumplen una importante función: les ayudan a madurar y les enseñan a ser precavidas/os.

Seguir leyendo

buena-educacion-stanford-bye-piojito

¿Qué tienen en común quienes buscan lo mejor para un hijo?

Si eres madre o padre, y alguna/o amiga/o te comenta que está siguiendo el mejor método para que su hija/o tenga éxito en la vida, y que la clave es matricularles en cierto colegio privado, e incluso apretar en determinadas asignaturas, debes hacerle ver que en Stanford lo tienen claro: lo fundamental es que recoja la mesa, baje a ciertos recados y disfrute jugando a su aire, por pura diversión. Vamos, lo que ya ponían en práctica nuestros padres, y probablemente los suyos. Y si saca malas notas, lo que tal vez esté necesitando es un poco más de cariño.

Seguir leyendo

jugar-juguetes-bye-piojito

Jugar les ayuda a aprender y a conocerse

Jugar para el niño es vivir. Mientras come, cuando se bañan o a la hora de vestirse… Un niño sano está jugando casi siempre. De hecho, jugar es un derecho de la infancia reconocido por la ONU desde 1959. Numerosas investigaciones en el campo de la Pediatría y Psicología Infantil avalan la importancia de jugar para las/os niñas/os, pues les ayuda a dasarrollarse. Veamos por qué.

Seguir leyendo