alimentación infantil

Cinco ideas falsas sobre de la alimentación infantil

Para madres y  padres, la alimentación infantil es una de las principales preocupaciones sobre sus peques, que además se extiende en el tiempo. Por ese motivo es importante estar bien informados y tomar en consideración que existen muchos mitos sobre la alimentación infantil. Abordemos en esta ocasión los cinco principales.

Una correcta alimentación infantil ayuda al crecimiento de niñas y niños. Pero ¿qué se entiende en realidad por nutrirse como es debido? Desde luego es preciso huir de cierto tópico, a menudo erróneos:

  1. Los purés hechos en casa son los mejores.
    Pues es preciso saber que no siempre es así, porque algunas recetas caseras tienden a llevar cantidades erróneas de nutrientes y vitaminas, mientras los industriales o comerciales ayudan a controlar el déficit alimenticio (mayormente de hierro y vitamina D) y el exceso de vitamina A y Zn que se encuentra en los niños.
  2. Para que crezcan hay que dales muchas proteínas.
    Las proteínas son vitales para el organismo, por ello debemos integrarlas en la dieta de nuestros hijos en su justa medida, equilibrando la cantidad y la calidad, porque sí los niños ingieren más de las que necesitan aumenta considerablemente el riesgo de sufrir obesidad infantil a partir de los 8 o 10 años de edad, así que lo ideal es que busques opciones alimenticias con la carga proteica adecuada para tus niños.
  3. El bebé va a comer mejor si se le añade un poco sal o de azúcar.
    Con este mito debemos tener sumo cuidado, pues el paladar de un niño no es igual al de un adulto, y el colocar sal o azúcar a la comida de los pequeños no quiere decir que sea natural. Incluso, un exceso de sal puede ocasionar problemas de tensión arterial, así como un exceso de azúcar puede generar caries o crear dependencia en los bebés al sabor dulce, asimismo, otras enfermedades como la diabetes.
  4. Las/os niñas/os gorditas/os están bien alimentadas/os.
    Éste es el peor de los mitos falsos en la nutrición de los pequeños Un niño gordito no siempre es sinónimo de saludable, puede estar sufriendo de obesidad infantil. Por esto, se aconseja la lactancia materna para evitar la obesidad en los primeros años de vida de nuestros pequeños.
    También es importante que realicemos una actividad física con ellos, por ejemplo la natación, lo que ayudará a que tengan una buena condición física y a la unión familiar.
  5. Los productos ecológicos tampoco son tan beneficiosos.
    Error: los productos ecológicos contienen muchos nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para el ser humano y, lo mejor, sin alteraciones producidas por el hombre, lo que hace que sea mucho más beneficiosa y saludable para el bebé.
Publicado en Conducta infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.