pantallas

Peques adictos a las pantallas, futuros adultos con obesidad y problemas oculares

Un nuevo estudio científico viene a asegurar eso que todas/os las/os madres, padres y abuelas/os nos temíamos. Que los niños que pasan una gran parte de su tiempo libre frente a las pantallas de teléfonos inteligentes y tabletas presentan mayor riesgo de desarrollar problemas de salud a lo largo de su vida. Entre esas complicaciones se incluyen la obesidad y las enfermedades de la vista.

Este estudio sobre las consecuencias del abuso de pantallas móviles no ha sido desarrollado por cualquier universidad desconocida de un país de segundo o tercer nivel, sino nada menos que por el Fondo Mundial para la Investigación sobre el Cáncer.

Las conclusiones de dicho trabajo de investigación científica revelan que los “comportamientos sedentarios”, siempre asociados a pasar horas frente a las pantallas de estos dispositivos electrónicos portátiles, contribuyen a un excesivo y anormal aumento de peso entre los menores.

Pantallas dañinas

Bajo el nombre de Tercer Informe de Expertos, el estudio establece un nexo entre el sobrepeso y la obesidad con el cáncer de vejiga, de mama, cervical, pancreático y de estómago, entre otros tipos. Según los expertos, existe evidencia clara de que el ejercicio físico disminuye ese riesgo.

«Las nuevas tecnologías han motivado a la gente –incluidos los más pequeños, por el ejemplo de sus mayores– a pasar más tiempo realizando actividades sedentarias, como desplazarse sentados en sus vehículos y mirar no solo la televisión, sino también otras pantallas retroiluminadas, como ordenadores, teléfonos móviles y aparatos de entretenimiento electrónico», argumenta el informe del Fondo Mundial para la Investigación sobre el Cáncer.

Los autores del estudio también alertan de que el abuso de las pantallas móviles y la falta de actividad física podría llevar a los más pequeños «a un excesivo consumo pasivo de refrescos azucarados. De hecho, niveles insuficientes de actividad física han sido relacionados con un número de problemas de salud, entre los que se encuentran enfermedades cardiovasculares, derrames, diabetes, obesidad y depresión».

‘Miopía digital’

Pero no es el único organismo que alerta sobre los riesgos del uso excesivo de las pantallas. Las/os niñas/os que pasan horas frente a los videojuegos, y navegando con tabletas tienen un mayor riesgo de desarrollar “miopía digital”, según revela un estudio paralelo del King’s College de Londres.

Según este prestigioso organismo científico, por cada hora de juego detrás de la pantalla, el riesgo de desarrollar dicho problema para la visión aumenta en un 3%.

De hecho, según la OMS, el número de niños con miopía se ha duplicado en los últimos 50 años, y ha pasado del 7,2% al 16,4% a medida que los expertos señalan a las pantallas como el principal culpable de semejante aumento.

Publicado en Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.