Conoce al enemigo: qué son los piojos y las liendres

el piojo

Los piojos son unos pequeños insectos que viven en el cabello de los seres humanos y se alimentan de la sangre que extraen del cuero cabelludo. A pesar de su tamaño, inferior a 4 milímetros, los piojos son visibles a simple vista y se suelen alojar en la nuca y detrás de las orejas. Pero no resulta fácil encontrarlos sin ayuda de una lupa, ya que no suelen juntarse y se mueven con rapidez (incluso más de 20 centímetros en un minuto).

Aunque ni saltan (como las pulgas) ni tienen alas, se contagian muy fácilmente por contacto directo. Por eso es mucho más habitual que afecten a los niños que van al colegio, donde juegan estableciendo contacto entre sí, que a los adultos. Además se pueden transmitir al compartir ropa, complementos como bufandas o cintas para el pelo, objetos como peines y cepillos, en la cama o el sofá... Así que lo mejor es buscar tratamiento en cuanto se detecten.

Eso sí, en contra de la creencia popular, no son peligrosos ni transmiten enfermedades. Y aunque resultan molestas, sus picaduras sólo irritan el cuero cabelludo. Su intensidad depende de lo sensible que sea la piel, incluso hay niños que no empiezan a notar picores hasta varias semanas después de infectarse. No obstante, sí que podemos llegar a causar infecciones al rascarnos.

Qué son las liendres

Las liendres son los huevos de los que eclosionan los piojos, que se adhieren fuertemente al pelo mediante una sustancia insoluble en el agua. A simple vista pueden confundirse con la caspa debido a su aspecto: puntitos ovalados de color blanco, marrón o negro.

Las liendres tardan en desarrollarse alrededor de una semana. Y cuando sale el piojo, la cáscara externa, blanca o transparente, permanece pegada al pelo. Por eso, según crece el cabello, se van desplazando de la raíz hacia afuera y se ven con más facilidad.

Los piojos adultos pueden vivir unos 30 días, y durante ese tiempo una sola hembra puede poner entre 50 y 100 liendres. Además, les resulta más fácil cuanto más limpio está el pelo (como explicamos en nuestro blog).

Diferencia_entre_piojos_y_liendres

Imagen: Pamelarossi4389

Resistencia piojos

Resistencia de piojos y liendres

Cuando los piojos están fuera del cuero cabelludo pueden sobrevivir unos dos días sin alimentarse, y mueren si no regresan a una persona, ya que no se reproducen en los animales (nuestra mascota nunca nos contagiará piojos). También son capaces de resistir en el agua y otros líquidos durante varias horas, por eso no se eliminan sólo al lavarse la cabeza.

Si bien podemos encontrar muchos productos que aseguran su eliminación, con diversas bases químicas, lo cierto es que cada vez se encuentran más casos de piojos resistentes a estas sustancias (como también comentamos en nuestro blog). Por eso, retirarlos con medios mecánicos es la única solución 100% efectiva.

En cuanto a las liendres, no se contagian, ya que permanecen adheridas al cabello, y necesitan calor para sobrevivir, por eso las hembras las depositan cerca de las raíces. Pero tienen una capa protectora que no deja penetrar productos químicos, por lo también en este caso no siempre son efectivos.

Los tratamientos que utilizamos en Bye Piojito contra los piojos y liendres resultan efectivos porque los eliminan de forma mecánica, y al no utilizar productos químicos, los piojos no pueden desarrollar resistencias, además todos los tratamientos están garantizados.

Naturaleza del piojo

Los síntomas de padecer piojos

Como hemos indicado al principio, los piojos provocan escozor por el efecto de su saliva al morder la piel, por eso los niños empezarán a rascarse o a quejarse del picor, o de que notan cosquillas en la cabeza. Pero lo cierto es que no todos sufren los mismos síntomas ni con la misma intensidad o velocidad, e incluso, en raras ocasiones, no notan nada.

Así que lo mejor es tomar medidas cuando sepamos de compañeros de clase y amigos que han padecido contagio: basta una revisión con nosotros para confirmar la infección. E igualmente importante es informar al colegio si nuestro hijo sufre piojos.