superdotados

Superdotados: saber reconocerlos, y tratarlos ‘a su altura’

Detrás de una inteligencia brillante, a nivel emocional los niños superdotados no se diferencian de los demás. Al fin y al cabo, siguen siendo niños, con independencia de su inteligencia. Lo que es preciso saber es reconocerlos y  tratar con ellos “a su altura”.

Inteligentes, misteriosos, casi intimidantes para los que no los conocen. Y asombrosos para los que sí.
Su inteligencia es excepcional. Más desarrollada que la del resto de niños de su edad. Con gran capacidad creativa y de resolver problemas. Son muy atentos y concentrados. Para ellos, el aprender es una actividad lúdica con la que nunca tienen suficiente.

El mundo del superdotado es extensísimo, y por mucho que contase de este tema, seguro que se quedarían muchas cosas por contar. Pero para ofrecer una imagen concisa de lo que supone ser superdotados repasemos 15 preguntas frecuentes recogidas por el Instituto Europeo de la Superdotación.

  1. ¿Qué es un niño superdotado?
    En el caso de los infantes, un niño superdotado es aquel que tiene unas habilidades cognitivas superiores a lo normal a su edad. Y estas habilidades cognitivas superiores se pueden resumir en una alta capacidad intelectual o capacidad de tratamiento de la información, mucha creatividad o pensamiento divergente, y mucha implicación en la tarea o capacidad de atención y concentración.
  2. ¿Cuántos niños superdotados hay?
    Pues aproximadamente un 2% de los niños y niñas son superdotados.
  3. ¿Qué porcentaje de superdotados hay entre niños y niñas?
    No hay un porcentaje por sexo definitivo. Los expertos sí coinciden en el porcentaje de la población total, pero no en esta distribución. Las niñas son más homogéneas y se distribuyen en una curva normal más cerrada. Y por lo general, tienen mejor desempeño en los test de evaluación de inteligencia.
    Los niños por el contrario, se distribuyen con una curva normal más amplia. Tienen por lo general un desempeño un poco menor que las niñas en las pruebas. Pero, a la hora de identificar más superdotados, los encontramos más en los niños que en las niñas.
  4. ¿El superdotado nace o se hace?
    Buena parte de nuestra inteligencia es heredada. Pero no existe el gen de ser bueno en matemáticas, o de ser talentoso en la música. Nuestra disposición genética configura cómo va a ser nuestro cerebro, que es el que desempeña después las funciones cognitivas superiores. Pero si no es estimulado como se debe, no terminará por desarrollar su máximo potencial. Un niño estimulado de forma inteligente desde pequeño, llegará a ser un adulto muy inteligente. De eso no cabe duda. Pero para que sea superdotado, necesita además una buena disposición genética.
  5. ¿Ser superdotado es un problema?
    En principio no. De hecho, los niños superdotados se adaptan más rápido y tienen más capacidades sociales que los niños normales, salvo raras excepciones.
    Los problemas que presentan los niños superdotados se pueden deber:• A un desajuste en su desarrollo, ya que su esfera intelectual avanza mucho, mientras que sus esferas emocionales y sociales no lo hacen a la par. Aunque eso se puede prevenir con un diagnóstico precoz.
    • El fracaso escolar o el abandono debido al aburrimiento y a la frustración. Cosa que puede evitarse si se estimula adecuadamente al niño en su ámbito académico.
    • Y por supuesto, problemas de aislamiento, puesto que estos niños se sienten diferentes y solos. Y les puede costar relacionarse por miedo al rechazo. Cosa que puede evitarse con una buena educación emocional por parte de sus padres.
  6. ¿Qué han de hacer los padres si piensan que su hijo es superdotado?
    Pues ante la sospecha, primero dejar que un profesional especializado en la evaluación de altas capacidades lo evalúe. Existe la figura del psicólogo experto en valuación de altas capacidades. Y en el ámbito educativo público, esa función recae sobre los equipos de orientación psicopedagógica.
  7. ¿A qué edad pueden identificarse?
    Por norma general, no antes de los 4 años.
  8. ¿Es conveniente el diagnóstico e identificación lo antes posible?
    Cuanto antes se sepa, mejor podrán tratar a ese niño tanto en el ámbito educativo, como familiar. Además, como vimos antes, una identificación precoz sirve para prevenir los principales problemas a los que se enfrentarán estos niños a lo largo de su vida.
  9. Cuando es superdotado, ¿qué han de hacer los padres en el hogar?
    Pero lo que deben de hacer es lo mismo que llevaban haciendo desde antes de saberlo. Buena parte de esa superdotación es debido al ambiente familiar. Así que si mantienen el ambiente de afecto positivo, y además estimulan, investigan y desarrollan las capacidades que ya de por si el niño quiere desarrollar por gusto, pues mejor que mejor.
  10. ¿Cuándo ha de acelerarse a un niño en un curso escolar?
    Pero en cuanto a la aceleración, es conveniente siempre y cuando el niño muestre una buena adaptación social con sus compañeros. Tengamos en cuenta que estará con niños y niñas mayores que él. Si no existe ese ajuste, la aceleración será algo negativo para él.
  11. ¿Es conveniente la asistencia a un programa de enriquecimiento para superdotados?
    Es aconsejable. No le perjudica y además, tendrá la oportunidad de conocer a otros niños con sus mismas características.
  12. ¿Son obligatorias las adaptaciones curriculares?
    Ya de por sí, los niños superdotados son alumnos excepcionales. Pero aún así, sí necesitan un ajuste curricular para que se adapte a sus necesidades específicas.
  13. Los profesores que los atienden ¿deberían de haber sido ellos mismos superdotados?
    No tiene por qué. Lo que el niño necesita es alguien que comprenda sus necesidades educativas particulares. En estos casos, el profesor se convierte en un orientador que guiará a este alumno a que alcance el conocimiento que tanto ansía.
  14. Los niños superdotados ¿tienen éxito asegurado académico y profesional?
    Nadie tiene el éxito asegurado por su inteligencia.
    Los superdotados pueden ser brillantes. Pero sin un tratamiento y estimulación adecuados, pueden llegar a seguir engrosando las listas de fracaso escolar. Algunos incluso abandonan los estudios por no encontrarles sentido.
    Y cuando son adultos, lo mismo encontramos a superdotados con grandes puestos de trabajo, o con grandes proyectos. Y también los encontramos desempeñando trabajos que no necesitan una alta cualificación académica para desempeñarlos.
    No se tiene aún constancia de cuántos superdotados existen en ambas circunstancias, y qué causas les llevó a esos desenlaces. Pero los expertos sí admiten que muchos niños superdotados han sufrido mucho a lo largo de sus vidas por no terminar de comprender sus propias capacidades.
  15. ¿Son los niños superdotados emocionalmente diferentes?
    No son diferentes emocionalmente. Lo que pasa es que su adelantado desarrollo intelectual y creativo les hace preguntarse otro tipo de cosas que otros niños ni se plantearían. Y claro, esas preguntas pueden generar inquietudes, y cierta angustia si no se le orienta a encontrarles respuesta.

Pero por lo general sigue siendo un niño normal, que es curioso por naturaleza y espera respuestas como todos los niños. Aunque no sean las respuestas que esperan todos los niños.

Publicado en Conducta infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.