hijos-dentistas-bye-piojito-02

Nuestros hijos y el dentista (2 de 2)

Tanto nuestros hijos como nosotros, los adultos, debemos cepillarnos los dientes con regularidad, sobre todo después de las comidas y en especial antes de ir a dormir, pues el momento en que disminuye el movimiento en nuestra boca y se produce mayor crecimiento de bacterias si estas tienen restos de comida, en especial azúcares, que les aporten nutrientes. Vamos con la segunda parte del interesante artículo del portal EduacionInfantil, que nos facilita unas estupendas pautas de salud bucodental.
Si queremos inculcar una buena salud bucodental a nuestros hijos, las recomendaciones principales para la prevención son:

  • Limpiarse los dientes y las encías en profundidad con pasta fluorada.
    La forma mas adecuada de realizar el cepillado es colocando el filamento del cepillo en el cuello del diente haciendo movimientos horizontales muy cortos y frecuentes para desplazar la placa de las áreas de estancamiento. Son recomendables los pequeños movimientos y la presión suave, junto con una limpieza sistemática y sin prisas de todas las superficies del diente y un aclarado abundante que arrastre todos los restos.
    El cepillo no debe ser duro, se recomienda que sea de fibras de Tynex (tipo de nylon) con las puntas redondeadas, pequeño y se debe cambiar con cierta frecuencia cuando pierde su forma.
  • Disminuir los alimentos y bebidas que contengan azúcar.
    Los estudios han demostrado que cuando aumenta el consumo de azúcar se produce un aumento de las caries.
  • Fluoración.
    Destacamos también la acción del flúor en la prevención de las caries. En 1972 la OMS presentó su informe “Fluoruros y Salud” en el que se recogían numerosos estudios sobre las ventajas del uso del flúor. Desde entonces se ha incorporado en diversas formas

    • Vía interna: de forma colectiva (fluorización colectiva del agua en las ciudades), fluorando la sal, la leche, etcétera. De forma individual: Tabletas o gotas de flúor. (Prescripción médica).
    • Vía externa: Aplicaciones en casa: dentífricos, colutorios, chicles. Aplicaciones por el odontólogo: Geles, soluciones fluoradas…etcétara. Métodos colectivos, en grupos escolares.
  • Visitas regulares al dentista.

Programas en los escolares

Según explica el portal EduacionInfantil, las estrategias de educación para la salud ha de coordinarse entre los organismos encargados de la Salud y los de Educación y Ciencia . La relación entre ambos ámbitos se contempla en la LOGSE como un área transversal del curriculum, que permita al niño aprender sus autocuidados a lo largo de su enseñanza.

El ejemplo de la campaña realizada en la comunidad Andaluza “ Enséñale a sonreír” o el documento “ Hincar el diente” pueden ser ejemplos paradigmáticos de lo expuesto .

Los programas han de ser lo más completos posibles , en general contendrán:

  1. Guía para los alumnos con toda la información sobre la salud bucodental.
  2. Guía para el profesor , en la que se aporte documentos técnicos que le permitan profundizar mas en su formación y se en la que se desarrollen propuestas de intervenciones.
  3. Molde de arcada dental en escayola o prástico sobre la que realizar las demostraciones.
  4. Para cada alumno: cepillo de dientes, crema dental y pastillas de contraste, pegatinas, etcétera.
  5. Carteles, videos, información para los padres que deben conocer la información y reforzarla en casa.
  6. Las actividades que se diseñen han de abarcar todos los campos posibles, por ejemplo:

♦ Información sobre la prevención y sobre las actuaciones.
♦ Ejercicios de cepillado de dientes.
♦ Talleres de cocina.
♦ Autorregistro de hábitos higiénicos, cepillado y dieta.
♦ Visita al odontólogo.
♦ Coloquios, proyección de diapositivas, cuentos, canciones, poesías, carteles, análisis de la publicidad, representaciones, concurso de cuentos, etcétera.

El equipo de educadores en colaboración con el profesor al que se le proporciona información, material y habilidades para introducir la educación dental en el curriculum educativo y conseguir cambios en los conocimientos y hábitos de los escolares en relación con la higiene dental, cepillado y con la dieta cariogena.

Dificultades para la prevención

Para EduacionInfantil, la principal dificultad reside conseguir inculcar en las personas el hábito del lavado de dientes y concienzarlas para reducir las ingestión de azúcares, sobre todo caramelos (por el largo tiempo que permanecen en la boca) lo que hace que aumente la placa bacteriana.

La causa de la enfermedad periodontal es la placa dental, una capa de bacterias suave y casi invisible que se forma sobre los dientes y que padece prácticamente todo el mundo.

La mejor forma de actuar contra ella es mediante la prevención y ésta se basa sobre todo en la higiene dental. El adquirir el hábito del lavado de dientes cuanto antes es un seguro para prevenir la aparición de esta enfermedad

Publicado en Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.